0

Confesión de lo evidente

4/5 (1)

Confesar una evidencia parece importar una burla para quien la escucha. Aún así no deja de ser una confesión, por lo que debe ser atendida.

Confesión

Conmemoración y política opositora

En la convocatoria organizada por los organismos de derechos humanos, principalmente por las madres y por las abuelas de plaza de mayo el pasado día 24 de marzo (día de la memoria), se leyó un comunicado conjunto en el cual, con entendible derecho, se cuestionó severamente el accionar del llamado terrorismo de estado, pero además y paralelamente a ello, se reivindicó el accionar del terrorismo filomarxista de los años setenta.

Una confesión de lo sabido; una confesión de lo evidente.

No nos corresponde juzgar y no lo haremos, nos interesa sólo denotar una situación dada.

Esa situación nos marca que dichas organizaciones, ejerciendo el legítimo derecho constitucional de libre opinión, han ponderado abiertamente y sin cuestionamiento alguno el accionar subversivo. Ese mismo accionar que fuera reprimido con exceso y con desapego legal por parte de las autoridades militares que, de facto, asumieran el poder un día como el de la marcha pero cuarenta y un años atrás.

Confesión

¿Acto conmemorativo o acto político de la oposición?

“Madres” y “Abuelas”, que ya confesaran su fervor kirchnerista desde hace mucho tiempo, formalmente se han reconocido en dicho evento, ante los demás partidos políticos y ante la sociedad toda, como defensoras no solo de los derechos humanos conculcados por la dictadura militar, lo que les diera brillo, sino a la misma y opinable vez como sostenedoras de la ideología y de la praxis guerrillera de los grupos que también al margen de la ley y sin ningún tipo de apoyo o seguimiento de parte del pueblo argentino, en aquellos desequilibrados años setenta, quisieron destruir el sistema democrático para imponer una dictadura de tinte marxista leninista; que hubiera impuesto a los derechos individuales el mismo destino trágico que el traído por los jefes militares golpistas del setenta y seis.

Con ello, estimados amigos radicales, socialistas, progresistas y de las demás fuerzas políticas que militan en el universo argentino, entiendo que la conmemoración del el 24 de marzo de 2017 le habrá hecho aprender de una buena vez, que sumarse, siquiera en participación, en los eventos que para esa fecha y sus similares organizan las instituciones Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y sus demás organizaciones satélites, importa adherir a un acto partidario y no al de causa nacional, actos estos organizados y reivindicados por un sector que detesta la democracia y que es componente, desde la ideología y desde la praxis, del movimiento kirchnerista o mejor dicho de lo que de él va quedando y, respecto del cual -huelga decir- se ha presentado siempre y abiertamente como defensor y reivindicador (en algunos casos incluso en forma patrimonial) de la subversión terrorista de aquellos negros años negros de la Argentina, el que como el otro más reciente, se tradujera en una larga “década” perdida.-

Con ello, espero sinceramente que dejen de hacer el ridículo quedando absolutametne decolgados participando en actos partidarios que les resultan ajenos y que lo único que hacen es robarnos a todos los argentinos la oportunidad de reflexionar con seriedad, con justicia y con honestidad intelectual sobre los cruentos errores cometidos en aquella etapa histórica nefasta, para nunca más volver a recaer en ellos en nombre de ninguna ideología extrema de de DERECHA O DE IZQUIERDA.


Esta obra de Claudio J. Bachur está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Licencia Creative Commons

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Por favor, evalúa la entrada

Claudio J. Bachur

Abogado, conductor del programa Las Buenas y Las Malas que se emite todos los martes a las 19:00 hs. por www.onradio.com.ar
Escribe sobre política, actualidad y temas de interes general.

Mail: claudio.bachur@lasbuenasylasmalas.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*